ÚLTIMA HORA

12 de diciembre de 2011

Apenas unas semanas después de jugarse la victoria en el Rallye de Gran Bretaña, Sébastien Loeb y Jari-Matti Latvala han ocupado de nuevo los bacquets de sus respectivas monturas y se han vuelto a abrochar el arnés para empezar a preparar la primera prueba de la próxima temporada, el mítico 'Montecarlo', que regresa al Mundial tres años después. Pero ninguno de los dos ha comenzado muy bien...

Tanto el francés como el finlandés han surfrido algún contratiempo en la primera jornada de tests, celebrada en el Ardèche sobre un asfalto deslizante. Especialmente Latvala, que, según la revista francesa 'AutoHebdo', se salió de la carretera esta mañana -como ya le ocurrió a principio de año en los ensayos preparatorios para el Rallye de Suecia, lo que obligó a Ford a cancelar su participación en el Arctic Rally, donde tenían previsto llevar a cabo el debut del Fiesta RS WRC obligando a los mecánicos de M-Sport a reparar los daños causados en el coche de Latvala.

En el caso de Loeb, cometió un pequeño error en forma de trompo sin más consecuencias.