ÚLTIMA HORA

4 de enero de 2012

Al cierre de esta edición nos hemos enterado de esta noticia que sin duda es un jarro de agua fría para los intereses del WRC ya que Mini no es un equipo oficial y ahora sus opciones de victoria serán más complicadas.
Cuándo el Rallye de Montecarlo finalice, el acuerdo que hay entre Mini y BMW se disolverá, BMW retomando su interés al Campeonato Alemán de Superturismos y Prodive será el encargado de gestionar el tema de los motores. Seguro que en unos días tenemos más información a cerca de este tema.


Ahora la pregunta que nos hacemos es ¿La mayor parte de la culpa la tiene la FIA por la poca difusión que hace de este deporte? y ¿Mini será capaz de mantenerse entre 7 o 10 pruebas como han confirmado  hace unas semanas?
La respuesta la tendremos en unos cuantos meses.