ÚLTIMA HORA

25 de mayo de 2012

Tras el incidente sufrido con el Porsche, que le impidió participar en el Rally de Cantabria, Miguel Fuster afronta un nuevo reto para el Rally Rías Baixas (próximos 1 y 2 de junio), correr sin su actual copiloto Nacho Aviñó. Hace un par de días Nacho se cayó por unas escaleras, y sufrió una rotura parcial del tendón que une el húmero con el hombro, por lo que deberá estar tres semanas con el brazo en cabestrillo.

Ante esta circunstancia Miguel se ha visto obligado a recurrir a José Vicente Medina, para que ocupe el asiento del copiloto, en el próximo rally.

Medina, que durante 15 años fue el copiloto de Fuster conquistando dos títulos de Campeón de España, se retiró en el 2009, pero ahora deberá volver a la actividad.

Ayer aseguraba que "después de casi tres años voy a volver casi por obligación, pero por Miguel lo que haga falta, además tengo buenos recuerdos del Rias Baixas ya que lo he ganado con él en tres ocasiones". Añadía que "lo siento por Nacho porque tras no correr en Cantabria y no hacerlo en el Rias Baixas le podía costar el título de campeón de España de copilotos si Miguel lo vuelve a conseguir este año".




En principio José Vicente confía que para el Rally de Ourense (16-17 junio) Nacho Aviñó ya pueda correr "me he sacado el llamado permiso de participación, que sirve sólo para una carrera".

Ayer Miguel aseguraba que "es un contratiempo, pero tengo plena confianza en José Vicente, la próxima semana haremos un test, porque después de tanto tiempo tiene que volver a acostumbrarse, pero después de todo doy gracias a Dios de tener un recambio como Medina, ya que de lo contrario el contratiempo hubiese sido mayor".

Tras el Rally de Cantabria donde no participaba Fuster, el nuevo líder del Nacional es Jonathan Pérez, seguido de Joan Vinyes, Sergio Vallejo y Miguel Fuster con un estrecho margen de puntos entre ellos. Luis Monzón, que se retiró en Cantabria estará en el Rias Baixas con un Porsche.