ÚLTIMA HORA

4 de junio de 2012


Alberto Meira tocó el cielo este pasado sábado al ganar el 48 Rally Rías Baixas. En su caso la expresión carrera ‘de casa’ no es ninguna exageración. Tres de los clásicos tramos de la prueba viguesa discurrían a pocos kilómetros de su hogar y escapándose a ver los entrenamientos empezó a enamorarse de este deporte.
“Desde que de niño empezaron a gustarme esto de los rallys el Rías Baixas ha sido algo muy especial. Siempre tuve la ilusión de poder correrlo algún día, así que la satisfacción al ganarlo fue total”, reconoce el piloto de Mitsubishi, que ya en 2010 fue segundo aquí. Con ese precedente y al volante de uno de los Evo X R4 de RMC podía ser un aspirante a repetir entre los puestos de honor, pero viendo la inscripción pensó que iba a tener que esperar a otra ocasión. Sin embargo el coche “funcionó a la perfección” y pudo lograr un triunfo, el primero de su cuenta en el nacional dando además al preparador leonés su primera victoria con el R4.
Para Meira la clave del fin de semana fue ese perfecto rendimiento de un coche que había sembrado ciertas dudas en sus primeros pasos. “Roberto Méndez ha hecho un coche fantástico. Estaba muy contento y yo casi me alegré más por él porque con este resultado se taparon muchas bocas”. En este sentido cree que, efectivamente, “hubo problemas de juventud” pero que en su mayoría “no tenían que ver con las especificaciones R4”.
Mucho se ha hablado sobre si en Vigo se ha podido ver el verdadero potencial de esta nueva categoría que ha estrenado el nacional en 2012. Hay quien dice que son una buena alternativa respecto a los potentes GT o los caros Súper 2000, pero Alberto Meira –que lleva ya tres rallys con él- cree que aunque “han mejorado mucho” aún están por detrás de ellos. Especialmente respecto a los Porsche, coches que a su juicio rompen el equilibrio del campeonato y que si no ganaron el Rías Baixas fue porque quienes los conducían “cometieron errores”.
En declaraciones a Radio Canarias el gallego ha afirmado que la ventaja que los GT le sacaban al resto en el tramo largo de ‘Fornelos’ fue ilustrativo de dónde están los Porsche respecto a los demás coches del campeonato. “Las diferencias eran de más de cincuenta segundos con la mayoría y más de treinta respecto a Hevia. Eso en un tramo de 30 kilómetros supone que tienen un potencial enorme y la RFEDA debería tomar alguna medida”. A esa diferencia de caballos se une que quienes los conducen son “pilotos con mucha experiencia” que llevan “más de veinte años corriendo”.
Meira, que ha dejado claro que no tiene “ningún miedo” a enfrentarse “a otro coche en condiciones iguales” considera que, aunque son muy difíciles de dominar, los GT “son acelerar y frenar” y que por ello en algunos tramos “son imbatibles”. Esto está llevando a que no haya marcas oficiales porque no se puede conseguir un presupuesto suficiente para poder hacerles frente. “Con más igualdad el campeonato estaría más bonito y además hay que promover la base”.El vigués estará dentro de dos semanas en el Rally Ourense.