ÚLTIMA HORA

20 de julio de 2012

Sébastien Ogier será el encargado de hacer debutar el Volkwagen Polo R WRC en competición. Será en el Rallye de Cerdeña (18-21 de octubre) aunque su estreno será un tanto peculiar. No será cronometrado y por tanto no puntuará para el rallye.

Antes de tomar esta decisión, Volkswagen solicitó a la FIA la posibilidad de que su Polo R WRC oficiara de Coche 0 en la prueba italiana, cosa que la máxima autoridad del automovilismo denegó. Sin embargo, después de varias negociaciones, la FIA si que ha permitido que el Polo salga como un participante más, aunque ni su piloto, Sébastien Ogier podría puntuar, ni sus tiempo serán tomados en cuenta. Será tan sólo un test de la propia Volkswagen para comprobar la fiabilidad y velocidad de su nueva máquina.



 Además de esta noticia que está relacionada con el año presente,hace unas semanas, en un alarde de prudencia y contención, el nuevo responsable deportivo de Volkswagen, Jost Capito, explicó a la revista alemana 'Rally' que, si bien se encuentran en condiciones de competir con tres coches de fábrica, por el momento, y a pesar de los planes de su predecedor, Kris Nissen, sólo se plantean iniciar el Mundial de 2013 con dos Polo R WRC, y que hasta más adelante no valorarán si ampliar o no la estructura.


Ahora, a pesar del testimonio del alemán, 'Motorstv' ha asegurado que, aunque en los primeros rallyes correrán únicamente con dos vehículos, a partir de la cuarta prueba del calendario la marca alemana pretende alinear un tercer coche oficial para toda la temporada; una operación que podría casar muy bien con la política de promoción de jóvenes pilotos bajo la tutela de una marca que quiere potenciar la FIA.


De confirmarse esa información, Volkswagen presentaría tres butacas en 2013. Una de ellas ya tiene dueño desde noviembre: Sébastien Ogier. Para ocupar el resto, los nombres de Latvala, Sordo y Mikkelsen son los que encabezan la lista de candidatos. En ese caso, sólo hay dos asientos vacíos y tres pilotos corriendo alrededor de las sillas. Cuando se apague la música, dos tomarán asiento y uno de ellos se quedará fuera.