ÚLTIMA HORA

27 de septiembre de 2012

La cita había quedado programada en las agendas desde hacía semanas. Tal como estaba previsto, Peugeot Sport ha dado a conocer hoy (miércoles) en casa, en terreno patrio, la última criatura que han desarrollado para rallyes, el relevo de su laureado y prolífico -más de cien unidades construidas- 207 S2000, el hermano mayor del R2 que presentaron la pasada primavera en Córcega: su novedoso 208 R5.

Entre ráfagas de flashes y neones, la marca del león ha descubierto las formas de la última creación de su departamento de competición, que se ha presentado en sociedad vestido, además, como dicta la tradición del equipo, con la decoración en blanco y esa mítica franja de rayas roja, azul marino, amarillo y azul cial que portaba en los ochenta el Grupo B que construyó en aquellos tiempos el equipo Peugeot: el apabuyante 205 T16.

El primer R5

El futuro heredero de la tradición de la marca francesa es el primer modelo de la nueva categoría R5 en ver la luz. Técnicamente, el 208 se trata de un vehículo de tracción integral y 1820 mm de ancho, que da en báscula un peso total de 1200 kg; monta una caja de cambios secuencial de cinco velocidades, y va propulsado por un motor 1.6 turbo, con brida de admisión de 32mm, que ofrece una potencia estimada de 280 CV. Todavía se encuentra en fase de desarrollo, pero se prevee que esté listo para afrontar su debut en otoño del año próximo.

La nueva criatura de la factoría del león ha llegado a este mundo con la consigna de reeditar los éxitos logrados en el IRC, el Europeo, y en los múltiples campeonatos nacionales que se disputan en Europa, por su predecesor, el 207 S2000. La marca tiene depositadas muchas esperanzas en él. El cambio generacional, ha comenzado.

Fuente:Revista Scratch