ÚLTIMA HORA

27 de febrero de 2013

Jorge Pérez nos cuenta su experiencia y las sensaciones que le deja su estreno en el Renault Clio Williams en el II Rally Serra da Groba.

La temporada 2013 arrancó y parece que la fecha no gustó a nadie y la segunda edición del Rallye Serra da Groba era demasiado temprano en lo que a  fecha se refiere y la gente parece que no estaba muy animada. Nuestro rallye comenzó la semana anterior, que probamos el coche por primera vez y las primeras sensaciones fueron geniales, aunque sabíamos que con 20 km solo de test el propio rallye sería otro test puesto que había que adaptarse a las frenadas, inercias y sobre todo al cambio en H de 6 velocidades que tiene un recorrido que requiere cierta adaptación. Pero bueno con mucha ilusión llegamos al sábado con ganas de ponernos el casco otra vez y sobre todo Alejo que desde el accidente de Lalín no había hecho ningún rallye más. Después de verificar llegaban las dos de la tarde y eso significaba que había que empezar a coger nuestras herramientas en el paseo de la Palma Baiona, un sitio precioso y espectacular.


 El primer tramo sería el de Baiona, un tramo rápido y con buen asfalto y sobre todo de unas velocidades muy altas y en el cual habría que conocer mejor el coche para tener confianza en los largos apoyos que había. Pero nosotros nos lo tomamos con calma y a pesar de cometer muchos fallos con el cambio, hicimos un buen tiempo y optimistas nos fuimos para el precioso tramo de Oia, que creo que es mi favorito. Allí marcamos un buen tiempo y con más confianza con el coche y disfrutando mucho, sobre todo en la zona de bajada, y aunque se puede bajar mas rápido aún falta adaptación con el coche.



Pero al llegar ala asistencia vimos que teníamos un amortiguador trasero dañado y tuvimos que seguir adelante sin el para poder la asistencia solucionarlo y así salimos a la segunda sección y en Baiona solo perdimos siete  segundos con nuestra primera pasada así que la cosa tampoco iba a ir mal del todo. Pero al llegar a Oia llego el follón, justo cuando estamos en la salida, paran el tramo y no podemos salir, tuvimos que apartar el coche para que saliera el coche R de emergencias y el de seguridad. Después de estar casi veinte minutos allí y volver a los coches nos dicen que vamos a volver a salir, la gente se esta marchando del tramo y yo con ruedas frías y el consiguiente peligro que podemos causar en cualquier frenada o la gente que va andando por el tramo y te pueden dar un susto y poder atropellar a alguien. Le comunico a la organización que si no se avisa con un coche de megafonía nos negamos a salir porque para nada se dan las condiciones óptimas y la seguridad es lo primero, y a pesar de que mucha gente opinaba lo mismo que yo y salir neutralizados había mucha gente valiente que simplemente piensan en ellos y no en la seguridad. Yo por desgracia ya se lo que pasa cuando tienes un accidente y no quería volver a quedarme tirado en un hospital y aún por encima tener que solucionar papeleos y problemas porque realmente te quedas tirado y nadie se va a preocupar por ti. Pero bueno después de mucho batallar entre ellos y creo que la organización tampoco estaba como para arriesgar en ese aspecto por que de haber un problema a saber que pasaría, después de ver que realmente organización había poca y yo realmente estoy cansado de ser un payaso de este circo lo único que hice fue ser coherente a pesar de lo que muchos digan o señalen.



Así llegábamos al final de la primera sección y situados en octavo lugar. Realmente después de hablar con el director de carrera iba a abandonar porque hay cosas que no las admito, pero bueno detrás mía hay más gente que tira por mi. 
Así que llego el domingo y la lluvia, un problema añadido porque no sabia como se iba a comportar el Renault Clio. Pero bueno a pesar de no llevar las ruedas adecuadas porque estaban duras y no tenían temperatura optamos por rodar tranquilos y seguir conociendo el coche sin complicarnos y eso hicimos y perdimos cuatro puestos pero nada importante porque sabíamos donde estaba el tiempo y eso es bueno. Ademas las diferencias eran mínimas y de arriesgar un poco nos pondríamos octavos otra vez pero no la decisión que tomamos y acertamos porque acabe con buenas sensaciones y conociendo el coche mas aun. Con ganas ya de volver a sentarnos dentro hay que esperar haber si reunimos algo de presupuesto y seguro que carrera a carrera el Clio dará alguna sorpresa. Quiero dar las gracias a toda la gente que me rodea y me ayuda a seguir con este sueño que es competir. Espero poder escribir otra crónica y eso sera señal que estamos con el casco puesto.
Gracias a todos!!!