ÚLTIMA HORA

4 de septiembre de 2013

Luis Vilariño, obligado a terminar por delante de su máximo rival Iván Ares para mantener sus opciones al Campeonato Absoluto.

Se acabó el parón veraniego. El Campeonato Gallego de Rallyes está de vuelta con el XXXV Rallye San Froilán: última prueba de máximo coeficiente y puerta de entrada a una recta final de temporada con algunas dudas en el calendario aunque parece que finalmente se llevará adelante el Rallye Botafumeiro pero también en lo reglamentario.

Y es que en uno de los últimos comunicados de la Federación Gallega de Automovilismo (número 181/13) se hace alusión al dispositivo conocido como “Auto-Blip”: un sistema electrónico de ayuda a la reducción de
marchas en las cajas secuenciales y del que, según el ente federativo y ante las dudas planteadas, se confirma que no está permitido su uso, salvo en los WRC, ni incluido en la ficha de homologación de los vehículos con cambio secuencial como los GT o los R4 (actualmente la Federación Española de Automovilismo también lo considera un elemento ilegal). La FGA avanza, no obstante, que autorizará su uso a partir de 2014, para igualar prestaciones con los WRC.



“Nos consta que este dispositivo lo equipaba esta temporada el Porsche de Iván Ares” afirma Luis Vilariño, “y entendemos que se instaló por desconocimiento de la norma o porque, como ahora lo demuestra el comunicado de la federación, ésta no era clara al respecto. Por mi experiencia en el Rallye Botafumeiro del pasado año, uno de los principales hándicaps de los Porsche es la reducción apurada de marchas. Un momento complicado en el que es muy fácil bloquear las ruedas y tener mayores problemas. El sistema electrónico al que alude la FGA sin duda es un avance importante en seguridad y en prestaciones, y esa es la duda que tenemos de cara a este Rallye San Froilán: ver cuánto había ganado hasta ahora nuestro rival y cuánto podría perder en lo que resta de temporada sin la ayuda del mismo. Es una incógnita ante la que, no obstante, no podemos relajarnos”.


Por lo demás, la edición de este año del Rallye San Froilán se presenta, como las últimas, muy intensa y
animada en la parte alta de la lista de inscriptos. La presencia de los hermanos Burgo y Vallejo será, sin duda, clave en el resultado final. “A ello se unen” continúa Luis Vilariño, “unos tramos diferentes con respecto al pasado año y en los que se equilibran las fuerzas. El primero es especialmente rápido y allí será difícil mantener el ritmo de cabeza; el caso es saber cuánto perderemos. Los tramos de la tarde nos son más favorables y allí tendremos que recortar las posibles diferencias. En cualquier caso, nuestra mentalidad es la misma de siempre: salir a por todas desde el principio. No podemos despistarnos y tenemos que finalizar por delante de nuestro máximo rival en la lucha por el título si queremos seguir manteniendo opciones al mismo”.


De un modo más lúdico, a la cita lucense también acudirá el segundo tándem integrante del equipo Antalsis. Con motivo del San Froilán, también rallye “de casa”, Alberto Otero y Alberto Rodríguez vuelven al Campeonato Gallego de Rallyes y lo hacen a los mandos del ya conocido Peugeot 309 GTi con el que hemos tenido ocasión de verlos participar en citas anteriores. Su objetivo, disfrutar y deleitar a los aficionados con la que, seguro, será una conducción espectacular.


Doble etapa

El 35 Rallye San Froilán mantiene el esquema de años pasados. Será a doble etapa, con la disputa del tramo
espectáculo en el Polígono de As Gándaras durante la 6 tarde noche del viernes 6, y un recorrido de cuatro
secciones y cuatro tramos, a doble pasada, el sábado 7: Vilalba y Muras en la matinal, Mosteiro y Outeiro de Rei en horario vespertino.
Toda la información, mapas y horarios de este rallye están disponibles en la página web de la prueba: