ÚLTIMA HORA

18 de enero de 2014

A pesar de perder más de un minuto en la primera jornada del jueves, el francés de Volkswagen termina haciéndose con la victoria por más de un minuto sobre Bryan Bouffier

El año comienza a lo grande en Volkswagen Motorsport, obteniendo en el principado de Mónaco una victoria que sabe a gloria, debido a la extrema dificultad durante toda la carrera. Y es que esta ha sido una de las ediciones más duras en cuanto a la monta de neumáticos, con unas condiciones muy cambiantes.

A pesar de errar en la primera jornada, Ogier ha sabido recuperar e invertir la situación con su compatriota Bryan Bouffier, piloto privado con un Ford Fiesta WRC. Al final el francés ha conseguido terminar segundo, por delante del Británico Kris Meeke,primer piloto Citroën, seguido de su compañero Mads Ostberg.

Quinto y sexto terminaban Latvala y Evans, retrasados por un pinchazo y la adaptación a su primer WRC respectivamente.
Muchos abandonos entre los que destacan los pilotos de Hyundai, marca debutante en su regreso al Mundial de Rallyes. Neuville en el primer tramo por accidente y Sordo por avería mecánica no pasaban del tercer tramo, aunque eso sí, en posiciones de podio pese a los seis meses de existencia del i20 WRC.Kubica e Hirvonen, pilotos de Ford M-Sport, también abandonaron por idénticos motivos.