ÚLTIMA HORA

22 de mayo de 2014

Presentaciones y actos públicos aparte, es momento de ponerse en acción. Los hermanos Burgo y el PBRT afrontan este fin de semana el que será suprimer test serio con el Porsche 911 GT3 Cup en su regreso al mundo de los rallyes. E insistimos en lo de test, porque hasta el momento el piloto lucense no ha tenido la oportunidad de probar y disfrutar su nuevo coche. 

Nada, ni un metro” asegura Pedro Burgo, “me hubiera gustado rodar con el coche y experimentar las sensaciones que ofrece, pero nos toca salir así y nos tomamos las cosas como vienen. Como preveíamos, la preparación se ha alargado y de hecho ahora mismo -jueves 22, 15:15 horas- estoy volviendo de Vigo de recoger el kit de suspensión que estábamos esperando. Lo montaremos esta tarde y mañana saldremos en dirección a Santiago de Compostela para verificar e ir probando cosas conforme pasen los tramos”

Como ya adelantábamos en el anterior comunicado, al  Porsche todavía le faltan algunos elementos para su adaptación a rallyes; uno de ellos la suspensión recién llegada, pero en Santiago también se participará con la caja de cambios con relaciones de circuito.

 Obviamente, en estas circunstancias hablar de metas o de objetivos concretos no tiene sentido.  Como bien comenta Pedro, “desde un principio nuestro planteamiento para el Botafumeiro es el de salir, completar kilómetros e ir adaptándonos al coche y adaptando el coche de cara a próximas pruebas. ¡Quiero ver cómo se las gasta! “.


 Bodas de plata

 La XXV edición del Rallye Botafumeiro se disputa a doble etapa. En la tarde noche de mañana viernes, 23 de mayo, se recorrerá un corto tramo de 4,500 km y una superespecial de 2,200 km. Dos cronometradas volverán a repetirse el sábado 24 junto con otras cinco especiales más -estas últimas a doble pasada-. En total casi 500 km de rallye, de los que 131 serán cronometrados. Dos días intensos de trabajo para todos los participantes.

 Acerca de los tramos de esta edición, Pedro Burgo señala que son “más rápidos de lo que me esperaba en esta prueba. Además, aunque hay zonas sucias, en general la impresión que me queda del rallye es que no es tanto como solía ser característico”. En cualquier caso, las previsiones meteorológicas anuncian inestabilidad para los próximos días y ello obligará a mayores precauciones. “Agua para nuestro debut” anuncia resignado el ex campeón gallego de rallyes.