ÚLTIMA HORA

28 de julio de 2014

El avance es sensible, las cosas van por el buen camino, pero la suerte no ha estado del lado de Pedro y Marcos Burgo en el 21º Rallye del Bierzo, en la que la pareja lucense tuvo que abandonar en el primer tramo de las secciones vespertinas.

La inoportuna rotura de una rótula de suspensión echaba por tierra lo que estaba siendo un gran rallye para el equipo gallego, rodando hasta el momento en el cuarto puesto de la clasificación general. “Creo que por fin hemos encontrado la dirección correcta con los reglajes y la adaptación al coche, y las cosas estaban transcurriendo bien en el Bierzo”, recuerda Pedro Burgo ya que, además, “logramos marcar nuestro primer scratch en el Nacional de Rallyes con el Porsche. Una lástima. Nos hubiera gustado terminar y, sobre todo, seguir completando kilómetros”.



Victoria en Sarón
Efectivamente. Las cosas van por el buen camino con el Porsche 911 GT3 Cup de los hermanos Burgo. Y es que, una semana antes del Bierzo, Pedro Burgo lograba la victoria en el 8º Rallye de Sarón, prueba puntuable para el Campeonato Cántabro de Rallyes y en la que el equipo decidía participar luego de varios años ejerciendo como coche cero. Pese a llover la noche anterior al rallye y contar con nuevo copiloto, en la figura del veterano Salvador Belzunces, “las cosas no pudieron ir mejor en aquella prueba” asegura Burgo. “Acudimos a ese rallye antes del Nacional para probar todo lo que habíamos estado cambiando y mejorando en el coche durante este tiempo de descanso y, la verdad, las cosas no pudieron ir mejor. Mi adaptación con Salvador fue excelente; vamos, que es un tipo con una experiencia tal que se acopla al momento con cualquiera” resalta el piloto lucense.


¿y ahora qué?...
... pues, de momento, nada decidido. El equipo espera a la confirmación de algún nuevo patrocinio o apoyo puntual para determinar el calendario para lo que queda de temporada. Según Pedro Burgo, “deseos de correr, todos, pero el presupuesto es el que es y tocará plantear muy bien las carreras que quedan.Veremos...”