ÚLTIMA HORA

12 de octubre de 2014

Lo que hoy nos compete no tiene nada que ver con la colocación del público, accidentes o algo similar, sino que nos parece casi tan grave como esto. ¿No estamos suficientemente marcados como para pelearnos?


Lo vivido en la tarde de ayer en el Autocross de O Castro nos parece realmente vergonzoso. El título en juego, Maikel Vilariño y Juanjo Moll son los dos aspirante a ello. En la semifinal B, Juanjo Moll y Joaquín Chamorro mantienen una fuerte lucha por la primera posición hasta que en una de las curvas del circuito de O Castro se tocan y los dos quedan fuera. Justo después de salir de los Kartcross pasa esto:





No vamos a ser nosotros lo que juzguemos estas imágenes, pero ¿Que imagen damos al resto de gente? ¿No hay niños pequeños que se están aficionando a este deporte? ¿No somos un deporte en el que somos respetuosos con nuestros rivales?

Estas imágenes deben llevar a alguno de los implicados a reflexionar, si fuera segundo ahora mismo podría ser Campeón de Galicia de Autocross, así no pudo ni participar en la final.

Lo mejor de esto: la decisión por parte de los comisarios de no dejar salir a los pilotos en la final.