ÚLTIMA HORA

11 de noviembre de 2014

Los del Citroën AX consiguen estar en la llegada del rallye más difícil de la temporada,después de muchos sustos durante todo el día

Los debuts nunca son fáciles y si no que se lo pregunten a estos dos hermanos de Pontevedra,Iván y Esteban,que debutaban en rallyes después de disputar la Subida a Escusa Poio como última prueba.

"Un día muy duro para nosotros,con una salida de pista en el Tramo B1,que gracias a los espectadores pudimos regresar a la carretera" destacaba Esteban,copiloto de su hermano Iván.


Con la difícil climatología reinante,poco más que mantenerse en la carretera podían hacer los dos hermanos,tarea complicada,como así demuestra la extensa lista de abandonos que se produjeron a lo largo de la jornada.

En cuanto a la participación en pruebas venideras,los dos destacan su satisfacción por correr el Rallye Eurocidade e intentarán disputar para la próxima temporada más pruebas,aunque lamentan la falta de presupuesto para llevar a cabo un proyecto extenso.

Por último Iván y Esteban quieren agradecer la colaboración de otros pilotos,copilotos y asistencias que en cualquier momento en el que necesitaron ayuda,no dudaron en ofrecérsela, además de a su propio equipo,artífices de estar en el parque cerrado final.