ÚLTIMA HORA

16 de marzo de 2015

Echamos la vista 11 años atrás, para ver como estaban por aquel entonces las copas de promoción. Tan sólo la Mitsubishi Evo Cup ha resistido desde 2004

Nos situamos en el año 2003. En este breve reportaje vamos a analizar las fórmulas de promoción disponibles en los campeonatos de rallye, tanto en las superficies de asfalto como tierra, excluyendo otros como los circuitos o los raids.

"Carreras para todos" rezaba la RFEDA por aquellas épocas. No era para menos, pues en aquel 2003 había un total de cuatro copas monomarca en asfalto: el Desafío Peugeot, Copa Clio Renault Sport, SuperCopa Fiat Punto y el Trofeo Citroën Saxo.


Por citar algunos ejemplos de premios: 4000€ por rallye se llevaba el 1º en la Copa Renault Clio Sport o 25000€ a final de año para el vencedor del Trofeo Citroën Saxo. Había otros premios más pintorescos, como el "Punto con imagen" con 1000€ al Punto mejor decorado, o atractivos,como el famoso volante oficial del Desafío Peugeot.

Premios hasta el 10º o 15º clasificado por rallye, volantes oficiales en Fiat y Peugeot o 3600€ el 10º clasificado final en el mismo Desafío. Hoy en día lo que más se acerca a esto es la copa Suzuki con 4600€ y 2 neumáticos por rallye y 16000€ al vencedor final. Se acerca, pero en asfalto tan sólo habrá dos copas en 2015: Suzuki y Dacia Sandero.

Ya en 2004 las copas crecían en cantidad y calidad. Entra la Challenge Citroën C2, pasando la Supercopa Fiat punto a la tierra, donde también se iniciará la Mitsubishi Evo Cup y la Copa Subaru.


Luís Carballido, Amador Vidal, Oscar Garre o Rantur para que han sido los pilotos mejor parados, disputando en alguna ocasión campeonatos con coches bastante competitivos. Por su parte, las marcas sacaban un gran beneficio en la imagen que ofrecían de cara al publico, por lo que todas las partes estaban de acuerdo.

Con la llegada de la crisis económica fueron desapareciendo todas ellas, e excepción de la Mitsubishi Evo Cup, si bien esta no exige un modelo concreto Mitsubishi Lancer.