ÚLTIMA HORA

10 de junio de 2015

En este reportaje repasaremos la trayectoria de Txus Jaio, un piloto en toda regla, humilde y bueno al volante, sin duda habrá cosas que te sorprenderán.

Bicampeón de España de Rallyes, piloto del Carlos Sainz Junior Team, conducir diversos WRC... son cosas que no le pasan a todos cuando empiezan en esto de los rallyes. Éstas, junto con muchas otras, son pasos que ha ido dando Txus Jaio a lo largo de los años.


INICIOS

Como cualquier principiante, Jaio comenzó con un coche modesto, un Ford Escort XR3, pasando posteriormente a un 205 Rallye con el que disputaba varias carreras de montaña y slalom en Euskadi obteniendo el título junior.

Sería en el tercer año de competición cuando Jaio debutaba en rallyes, con un Citroën AX, corriendo también una prueba del campeonato de España, venciendo en el apartado junior.

CARLOS SAINZ JUNIOR TEAM

Corría el año 1997 cuando a Jaio le saldría la oportunidad de su vida. Por aquel entonces Carlos Sainz había llevado a cabo una iniciativa privada (con apoyo de Ford y otras marcas) para promocionar a 4 jóvenes pilotos, elegidos el propio Jaio, Esteban Vallín, Óscar Fuertes y Fernando Medina. Seguro que a muchos os sonarán...

En las temporadas 98 y 99 correrían con sendos Seat Ibiza dentro del Nacional de Tierra, siendo aquí un punto importante en la carrera de Txus, pues sufría la perdida de su hermano en un accidente de tráfico, cuando se desplazaba a un rallye para verlo competir.


A pesar de plantearse la retirada, Jaio siguió adelante y el año siguiente estuvo sentado en un WRC en tierra, además de un Puma Kit Car dentro del asfalto, algo impensable seguramente para este albañil, que por aquel entonces tenía 25 años. A pesar de las victorias, perdieron el campeonato de tierra al no conseguir un podio en las últimas tres carreras, abandonando en todas ellas.

BICAMPEÓN DE ESPAÑA DE RALLYES DE TIERRA

Tras la gloriosa temporada 2001 para el CERT, Jaio era campeón en 2002 y 2003.  Pero todo cambiaría en 2004, a poco de empezar la temporada, desde M-Sport se decidía prescindir del equipo en España, año en el que tenían pensado correr con un Fiesta Kit Car el CERA. Quizás las ganas del momento fueron las que llevaron a Jaio a buscar apoyos y sacar adelante un proyecto con un Mitsubishi Evo VII de Calm Competición, aunque aquello no podría ser todos los años, por lo que Txus Jaio decidía bajar el pistón y dejar de competir.

DEL WRC A UN MODESTO BMW

Entre motor-shows, resistencia y alguna carrera invitado, Jaio decidía comprar un BMW 325i. Todos pensaremos que siente un piloto después de correr en varios WRC al subirse a un BMW... pues eso, que Jaio decidía primero montar un motor 2.5c.c sobredimensionado a 2.7c.c como los montados en el M3 E30. Ese motor se rompía con frecuencia, y optaron finalmente por un motor de serie procedente de un M3 E46 con 343cv y una caja de cambios de 6 velocidades a crabots.



Pasar de aspirar a ser piloto profesional a divertirse en el regional vasco, algo digno de admirar desde el punto de vista del aficcionado, aunque siendo realistas una verdadera lástima que este piloto no llegara más lejos, porque técnicamente está sobrado y humildad no le falta. 

Por último un par de cámaras on board para que descubráis como conduce este piloto: