ÚLTIMA HORA

1 de noviembre de 2015

Este Rallye Rías Altas al final no defraudó a nadie. Una buena lista de inscritos, muchos aficionados en las cunetas y al final hasta un día que a pesar de amenazar con lluvia no terminó desluciendo la carrera. 
En lo estrictamente deportivo, el rallye lo empezó dominando Javier Ramos y su Ford Sierra Cosworth. El piloto de la Escudería Lalín marcaba un ritmo muy alto que nadie era capaz de seguir y parecía tener pie y medio en lo más alto del podium. Sin embargo las carreras son muy caprichosas y Ramos, tras problemas en el séptimo tramo, acababa diciendo adiós en la penúltima especial del día después de una salida de carretera, sin consecuencias para piloto y copiloto, pero que no les permitía reincorporarse a la competición.
Así las cosas, el testigo en lo más alto de la clasificación lo recogía Daniel Alonso, que durante toda la carrera se había mantenido segundo en la general, sin ser capaz de inquietar a Javier Ramos pero con un colchón suficiente de tiempo con respecto a sus más inmediatos perseguidores. Alonso no desaprovechó la ocasión y terminó el rallye con seguridad y anotándose una victoria muy especial para él. El propio Alonso en la meta del último tramo recordaba como hacía veintiséis años también había ganado un rallye corriendo precisamente esta misma especial.
En el podium acompañarían a Daniel Alonso por una parte Sergio Vallejo, segundo clasificado y Antonio Sainz, tercero. Vallejo y Costoya mantuvieron un intenso duelo durante toda la carrera, aunque el Lobo de Meira sería quien finalmente impondría un ritmo que Costoya prefirió no seguir, conformándose con la tercera posición, aunque una rotura en el último enlace lo acabaría dejando fuera de carrera, terminando Sainz en el último escalón del podium.
En lo que se refiere a la Copa Suzuki, la emoción estaba centrada en saber quien se haría con el Subcampeonato, después de que en la última prueba Adrián Díaz se proclamara matemáticamente campeón. Fernando Rico, que corría en casa, le puso mucho tesón y a pesar de que en los primeros compases los tiempos no le acompañaban, al final lograría superar a su principal rival en el penúltimo tramo. Efren Llarena buscaría en la última especial superar a Rico, pero a pesar de marcar el mejor tiempo esto no sería suficiente para desbancar al de Narón. Los acompañaría en el podium como tercer clasificado David Cortés.
Ya para terminar, en el Campeonato de España de Regularidad Sport la victoria final fue para Julian Olaiz, tras una carrera en la que mantuvo un intenso duelo con José Ramón Campos. En la categoría de -12% la sorpresa saltaría en el último tramo, cuando Marcial Rodríguez que había liderado la general con gran autoridad tenía que abandonar dejando el triunfo en manos de Samuel Campo. Por último, en la categoría de 50 Km/h la victoria sería para Ildefonso García.