ÚLTIMA HORA

5 de enero de 2016

El piloto de Noia se desprende así del coche que lo ha acompañado el último lustro. Tubío planea así su regreso a los rallyes, tras años inactivo.

Nuevo movimiento de vehículos en el Campeonato Gallego de Rallyes, y es que Fran Oviedo acaba de vender su Citroën C2 VTS, vehículo con el cuál este año ha luchado hasta la última carrera por el título del Volante FGA, aunque finalmente el abandono en el Ribeira Sacra lo relegó a la tercera posición.
Puesto en venta, el C2 pronto ha encontrado comprador, marchándose de Noia a Esteiro. José Tubío es su nuevo dueño, piloto que hasta hace años participaba en un Citroën Saxo, primero encuadrado en la Copa Driver y después en la extinguida Kumho.

Inmerso en un proceso de profunda revisión, actualmente desmontado completamente, Tubío espera tenerlo terminado pronto, para realizar unos pequeños test junto a otro piloto de la zona, y también con idéntica montura: Álvaro Pérez. " Vamos a correr 3 pruebas este año, siendo Noia un rallye fijo. Además Lalín estará casi seguro incluida en nuestro año de carreras, dentro del Volante FGA" nos comentaba el piloto de Esteiro.
Después de varios años inactivo, el objetivo pasa por adaptarse al nuevo coche y adquirir soltura en los test previos, aunque seguramente será en Noia cuando el equipo esté mejor preparado para medirse a sus rivales, después de la disputa del Rali do Cocido.