ÚLTIMA HORA

25 de abril de 2016

La federación gallega acaba de anunciar una medida que traerá polémica de nuevo. Los grandes beneficiados de nuevo serán los Mitsubishi y R5.

La FGA sigue los pasos de la Federación Española, y tras los dos primeros rallys, vencidos por el Porsche 911 GT3 versión 2010, con Iván Ares al volante, han decidido bridar tanto a éste como al 2008. Las características de la brida son completamente iguales a las exigidas en el certamen nacional, lo que hará perder potencia a los bólidos alemanes.


Así, Iván Ares se queda sin su argumento en el que había basado su replanteamiento de la temporada, volviendo a Galicia para luchar por el regional. Por contra, la FGA también afirma que las bridas pueden sufrir variaciones a lo largo del año, siempre y cuando se equilibren prestaciones.