ÚLTIMA HORA

22 de junio de 2016

Ha sido un fin de semana muy difícil para el equipo de Madrid, que salía con toda la ilusión y la preparación necesaria para conseguir subir al escalón más alto del podio. Pero la mala suerte fue la protagonista, dejando a Alberto Monarri en la quinta plaza absoluta del rallye.

Los problemas mecánicos estuvieron presentes desde el primer tramo. Ya ahí Alberto se dio cuenta de que algo no iba bien, y en RMC estuvieron trabajando durante la noche para solucionar la incidencia. Pero a pesar de conseguirlo, al día siguiente fueron apareciendo nuevos problemas que dificultaron mucho el recorte de posiciones en la clasificación general.
Monarri salía a cada tramo a tratar de mantener la posición aunque la mecánica no le acompañaba, y finalmente se quedó en un quinto puesto. No obstante, demostró una vez más que está en perfectas condiciones para competir por la primera plaza, dejándonos ambiciosos cronos en el último bucle del rallye, que fue donde el Mitsubishi empezó a reaccionar sin problemas.
“Este resultado nos ha dejado satisfechos y tristes a partes iguales. Sabemos que estamos al 100% para ganar una carrera, pero esta vez el coche no nos ha dejado. Sin embargo estoy muy contento con el trabajo de toda la gente de RMC, a la que tengo que dar las gracias, que ha trabajado muy duro para que pudiese acabar el rallye. Han estado con nosotros sin descanso para conseguir este quinto puesto. Estos rallyes también hay que pasarlos, y nos lo tomamos todo como aprendizaje. Ahora vamos a descansar unas semanas y ya estamos deseando que llegue el Princesa de Asturias”.