ÚLTIMA HORA

7 de noviembre de 2016

 Estamos llegando a la recta final del Campeonato Gallego de Rallyes, en el que aún todo está por decidir, tanto en la clasificación general como en las copas de promoción. Aunque bien es cierto, que después de esta prueba, todo se torna muy de cara para Álvaro Méndez y David Enríquez dentro del Volante FGA.

El Ribeira Sacra se planteaba como un rally muy complicado, con un tiempo cambiante, en el que los tramos estaban secos o mojados por momentos, y en los que la elección de los neumáticos sería crucial para realizar un buen papel, y así ha sido. La pareja Dezana conseguía un impresionante cuarto puesto general con su Peugeot 106 Gti, así como una nueva victoria en el Volante FGA. 
 Esta gran actuación, junto con el abandono a media tarde de Dani Castro, principal rival por la victoria, a causa de una rotura de un manguito, deja muy bien encaminado el campeonato para el equipo, a falta de dos rallys calendados, Ulloa y A Coruña. Así, tres eran los pilotos de la Escudería Lalín-Deza los colocados en las cuatro primeras posiciones del rally.

 Destacable también la actuación de otro de los integrantes del equipo, Alex Reboredo, que realizaba un impecable rally terminando en la posición 23 de la clasificación general en lo que era la cuarta participación para él.