ÚLTIMA HORA

21 de noviembre de 2016

Un escueto comunicado publicado en el día de hoy anuncia la medida de cara a 2017. Los grupo X como el Renault 5 Gt Turbo de Carracedo, principales perjudicados.

Parece que últimamente la polémica está a la orden del día en el entorno a la FGA, estamento que en vez de buscar el bien común parece que en los últimos meses ha optado por otro camino. A pesar de tener un parque cerrado anticuado, de ser un campeonato amateur y con carácter regional, la federación acaba de limitar más las prestaciones de los vehículos del Grupo X.


Pero la medida no se queda ahí, y es que afectará a todos los vehículos turbo sin distinción, desde un modesto R5 Gt Turbo, pasando por el Ford Sierra de Javier Ramos Grille, o mismo el R5 que actualmente utiliza Iago Caamaño, este último pasando a utilizar brida de 32mm.

Sin duda la polémica está servida, y es que era un tema que parecía subsanado, y con el que la mayoría de participantes estaba contento, pero de nuevo la FGA se ha encargado de dar que hablar...