ÚLTIMA HORA

28 de noviembre de 2016

Tras el fuerte golpe en el Rías Altas, Ferreiro y Anido reparaban el Ford Escort para estar en la salida del rally de casa y conseguir un buen resultado.

Aprovechando que la última prueba del Campeonato de Galicia de Rallyes tenía parte de su estructura, concretamente la zona de asistencia, así como uno de los tramos muy cercano a su Melide natal, Xesús Ferreiro y Xavier Anido hacían un esfuerzo después de su salida de carretera en el pasado Rallye Rías Altas Histórico, inscribiéndose con el Ford Escort RS 1800 en el Comarca da Ulloa con el objetivo de probar el coche en condiciones de carrera de cara a la próxima temporada, tras un 2016 especialmente desafortunado para el equipo de la Escudería Melide Motorsport.
Conscientes de las limitaciones de su Ford Escort de cara a luchar por un puesto en el podio, Ferreiro y Anido se situaron desde la segunda especial en una cuarta plaza que ya no abandonarían en el resto de la jornada, en un rallye con un formato diferente a lo habitual, pues se realizaban tres pasadas a los tramos que formaban el recorrido, con una longitud entre 16 y 18 km cada uno de ellos. Eso permitía a Jesús Ferreiro realizar un buen test y extraer conclusiones muy positivas, probando incluso en la última sección una configuración diferente de suspensión y muelles, logrando su mejor crono parcial en la tercera pasada por Palas-Monterroso al ser tercero, pues en el fondo era de lo que se trataba, a pesar de que los tramos se encontraban sumamente delicados debido a la lluvia que apareció de forma muy puntual, pero lo suficiente como para dejar el asfalto deslizante en alguna zona. La cuarta posición y el triunfo en el Grupo H de Históricos permitían que Jesús Ferreiro y Javier Anido finalizasen la temporada con un buen resultado.