ÚLTIMA HORA

7 de diciembre de 2016

El piloto de Mazaricos ultima la reparación de su Renault Clio. Su objetivo será principalmente el alquiler, aunque disputará varias carreras con él.

Rali de Noia 2012, concretamente en la mitad del tramo de Tambre. Javier Ramos Grille sufre un accidente a bordo de su Renault Clio 16v, coche habitual de carreras tras la venta de su Renault 5 Gt Turbo.













A partir de ahí el proceso de preparación del Sierra Cosworth sufre un punto de inflexión, siendo la prioridad para Javier. Un año después, 2013, justo en el mismo rali, Grille estrenaba el ansiado Ford Sierra, terminando la prueba. 

Pero de nuevo la mala suerte se cruza en su camino, y en el pasado Rali Ribeira Sacra el Ford Sierra queda maltrecho luego de un accidente en el primer tramo. Como hace unos años, la historia se repite, y en este caso le tocará al vehículo de la marca del rombo hacer olvidar a Javi el mal trago.


Así, para 2017 Grille tendrá listo su nuevo Renault Clio, ahora con una preparación cercana al Grupo A, y motor 2.0. El propósito será disputar un par de pruebas con él, para ver que todo está en su sitio y posteriormente destinarlo al alquiler.

"Por mala suerte tendremos que tirar del Clio mientras el Sierra está en la UCI, así que para la temporada disputaremos un par de pruebas, que bien pueden ser rallymix o rallys y en cuanto el Sierra esté disponible destinaremos el Clio a alquiler".