ÚLTIMA HORA

22 de enero de 2017

 El piloto francés ha vuelto a demostrar el porqué de sus cuatro campeonatos del mundo ganando el Rallye Montecarlo con el nuevo Fiesta WRC, por delante de Jari-Matti Latvala y Ott Tanak.

 El Montecarlo siempre es especial en el campeonato mundial de rallyes, y es que sus carreteras y condiciones lo hacen totalmente impredecible, y todo puede pasar. De todas formas, con lo que respecta a la victoria, nada es una sorpresa, ya que el vigente campeón, Sebastian Ogier se ha adjudicado la victoria con 2 minutos y 15 segundos sobre Latvala, que le proporciona un podio a la marca nipona Toyota en su regreso al WRC.
 En tercera posición, otro Ford, conducido por Ott Tanak y que lograba mantener el podio con un coche funcionando a 2 cilindros, ante un Dani Sordo que parecía poder alcanzar el podio en los primeros compases del último tramo, pero perdería mucho tiempo en la zona final a causa de la nieve, y se quedaba a mas de tres minutos y medio de la cabeza con el primer Hyundai clasificado, ya que Neuville se veía muy perjudicado tras un toque, en el que dañaba el eje trasero de su coche.

 La peor parte se la llevaba así el equipo Citroën, ya que el primer piloto de la marca era un Craig Breen al volante de un coche del año pasado, un DS3, ya que Lefebre solo podía ser octavo, y Cris Meeke sufría un accidente en uno de los enlaces que le dejaban fuera de carrera.

 Impresionante también el ritmo de Andreas Mikkelsen, que con un vehículo inferior, se colocaba nada más y nada menos que en un séptimo puesto de la clasificación general, y ganando la categoría WRC2 con 3 minutos y medio de ventaja sobre el segundo, Jan Kopecky, y 6:35 sobre Bryan Bouffier, tercero. En WRC3, se adjudicaba la victoria Raphael Astier, mientras que Pernía terminaba cuarto con el clio R3T.

Os dejamos la tabla de los 15 primeros clasificados, y ahora nos toca esperar a la próxima prueba que se disputará entre los días 9 y 12 de febrero en Suecia, con motivo del Sweden Rally.