ÚLTIMA HORA

27 de enero de 2017

De cara a la nueva temporada que se iniciará en el mes de marzo, el piloto langreano Oscar Palacio firmaba en la tarde de ayer la adquisición de la que será su nueva montura, un Ford Fiesta R5 EVO2. 

Esta compra, ha sido posible gracias al importante esfuerzo de los que serán sus patrocinadores a lo largo de la presente temporada, y los cuales serán anunciados próximamente.

Tras estudiar junto a su equipo las diferentes posibilidades para hacerse con un vehículo R5, Palacio se decantaba finalmente por la nueva versión del preparador británico,  M-Sport. La cual fue presentada en el reciente Autosport Shown de Birmingham, coincidiendo con el ensamblaje del chasis 200 del Ford Fiesta R5.

Previa a la llegada del coche a España, Palacio viajará a finales de marzo a la sede de M-Sport en Cumbria, para conocer de primera mano la que será su nueva unidad, en concreto, el chasis 211. Durante su estancia en Inglaterra, el langreano podrá asistir a la finalización del montaje del coche, además de recibir los conocimientos por parte de los ingenieros del equipo mundialista.

De esta manera, la unidad que llegará a Asturias, será la primera Evo2 que aterrice en la península, ya que M-Sport fabrica tan sólo cuatro unidades al mes de dicho modelo. Comenzando el ensamblaje de las mismas, el pasado 1 de enero.

A la llegada del chasis 211 a las instalaciones del equipo, Oscar Palacio realizará varios tests con la nueva montura, junto con el preparador leonés RMC Motorsport, quién volverá a prestarle su apoyo técnico durante esta temporada, dada la vinculación que mantiene Roberto Méndez con M-Sport.

Después de su ausencia en las últimas pruebas de la pasada temporada, René Rúa volverá a sentarse a la derecha del piloto langreano, para intentar alcanzar juntos, y sobre el Ford Fiesta R5 EVO2, el título regional de rallyes.


Declaraciones de Óscar Palacio: “Después de haber vendido el Mitsubishi Lancer EVO X R4, estuvimos durante un largo período estudiando las diferentes posibilidades, decantándonos al final, por la opción más moderna y que consideramos más optima, tras la experiencia del año pasado con el Ford Fiesta R5. Quiero agradecer de manera especial la confianza que han depositado en mi los patrocinadores, quienes han hecho un esfuerzo importante para poder adquirir la nueva montura. Así como a Roberto Méndez, quien se ha volcado totalmente con el equipo, abriéndonos las puertas de M-Sport, y ofreciéndonos toda su experiencia para la puesta a punto del coche.”