ÚLTIMA HORA

2 de marzo de 2017

La FGA anuncia la medida horas antes de la celebración del Rali do Cocido. La primera medida es excluír de cualquier premio metálico y clasificación al único equipo inscrito: Suzuki Ibérica.

Nueva medida sacada de la manga por parte de la FGA, no dejando títere con cabeza, y queriendo tener el protagonismo que la Escudería Lalín Deza y el Rali do Cocido le estaban robando. El gabinete jurídico de la entidad federativa acaba de anunciar la medida de no permitir que se celebre cualquier preinspección coincidente con la puntuabilidad de dicha prueba para el regional gallego.


La medida se pondrá en marcha después del Rali do Cocido, y viene propiciada por discrepancias entre la FGA y RFEDA, en la adjudicación del Nº1 a Joan Vinyes, único piloto inscrito en el certamen nacional. Aunque desde la FGA se barajaba incluso que Vinyes saliera primero a los tramos, pero no luciera el número 1 en sus puertas, lo cierto es que tanto la escudería, obligada por un reglamento, como la RFEDA no han cedido en las presiones.

Las consecuencias han sido inmediatas, y a partir de ahora ningún rally podrá aprovechar su edición puntuable para el regional, para realizar la preinspección por parte de la RFEDA. Además, y ya como medida "pataleta", Joan Vinyes no optará a la clasificación final, ni a premio en metálico.