ÚLTIMA HORA

24 de marzo de 2017

Un imprevisto en el montaje de su Renault Clio hacen que sea prácticamente imposible su participación en la prueba noiesa.

Una de las sorpresas en la lista de inscritos del Rali de Noia era el regreso de Javier Ramos Grille tras su accidente en el pasado Rally Ribeira Sacra, y cuando todo parecía listo para que eso sucediese, parece que no sera así. Un imprevisto en el montaje del Renault Clio y el retraso en la entrega de las piezas hacen casi imposible su participación.
Grille se mostraba fastidiado con este revés: "Me hacía ilusión volver a correr con el Clio, y más hacerlo en el Rali de Noia que para mi siempre es especial. Después de intentarlo por todos los medios valoré la posibilidad de alquilar otro coche, pero el presupuesto que tenemos es muy justo, por lo que es casi imposible que estemos en la salida del Rali de Noia".

Desde aquí aprovechamos para enviar todo el ánimo posible y esperamos que regrese pronto a la competición y nos deleite con su espectacular conducción.