ÚLTIMA HORA

28 de abril de 2017

El piloto de DMack consigue salvar la mecánica en un día especialmente duro. Casi todos los pilotos restantes han tenido problemas.

Duro comienzo en Argentina tras la primera etapa del rallye, y es que casi todos los pilotos oficiales del campeonato se han dejado bastante tiempo en el discurso de la misma. Comenzando por el campeón Sebastien Ogier, que cometía un error de notas impropio de él, perdiendo varios minutos al salirse de carretera.


Quizás la peor parte se la ha llevado Kris Meeke, aunque el de Citroën comienza a tenernos acostumbrados a sus salidad de carretera, y en esta un error en la trazada le hacía volcar su C3 WRC. El español Dani Sordo tampoco tuvo su día, y entre su rotura mecánica, y el error de Hayden Paddon volcando han dejado a Neuville como punta de lanza del equipo.

Por todo ello, la sorpresa a final del día era el buen ritmo de Elfyn Evans, que con buen hacer ha conseguido una renta de 47,7s con Mads Ostberg, inmediato perseguidor. El de DMACK tendrá difícil aguantar el resto del rallye, aunque ha mostrado un ritmo prometedor durante todo el día.