ÚLTIMA HORA

30 de mayo de 2017

La RFEDA emite en el día de hoy un comunicado para expresar su decisión sobre el asunto. Termina así una polémica que sólo hace empañar el buen momento del CERA.

Final del culebrón iniciado en el Rallye Villa de Adeje, en el que la RFEDA decidía desmontar y enviar a revisión la válvula pop-off del Fiesta R5 de Cristian García, único participante que corría con la denominada "006", y declarada como no válida pocos días antes del inicio de la prueba por la FIA.


Tras consultar con la FIA, la misma declaraba que la norma no se emitía con caracter inmediato, y que en caso de no existir manipulación de la pieza, la misma es totalmente legal. Así, el departamento técnico de la RFEDA se ha limitado a verificar que no ha existido tal hecho, dando por buena la válvula del aragonés, y no modificando la clasificación final.