ÚLTIMA HORA

12 de diciembre de 2017

El de Olveira consigue el título en su primer año participando de forma contínua en el certamen. Meira y Caamaño no consiguen evitar que el coruñés se lleve la victoria.

Tras la suspensión del Rali Comarca da Ulloa, el campeonato ha quedado decidido de forma matematica para Víctor Senra, que dependía de sí mismo para alzarse con la corona en la última prueba, aunque como todos sabéis, finalmente ha sido suspendido.
El dominio de Senra al comienzo de temporada había sido abrumados y en algunos casos insultante para el resto de rivales, que tan sólo podía discutirle algún scratch en tramo. Por si fuera poco, el de Senra Sport también contaba con la pizca de suerte que todo campeón necesita, y hasta mitad de temporada no sufría ningún contratiempo que le hiciera perder demasiado tiempo.

Con la llegada del CERA a Galicia, Senra optaba por no disputar el Rallye Sur do Condado, al coincidir con Ferrol, y dejar así el camino libre a un Alberto Meira que vencía de forma clara. A partir de ese rallye el de Vincios cambiaría la tónica, y tanto en el Ribeira Sacra, como en el San Froilán, quedaba por delante del coruñés, incluso liderando buena parte del Ribeira Sacra frente a los mundialistas del Tommi Makinen Racing. 
Con todo, Senra disponía de una ventaja acumulada a base de victorias, pero al Rali Comarca da Ulloa llegaba más apretado que nunca. Una victoria de Meira, y un tercer puesto de él le haría ceder el título.  Iago Caamaño también disponía de opciones, aunque muchas menos que las del de Vincios.

Finalmente, el campeonato queda como estaba, y el reglamento contempla el posible descarte de un rallye aunque no se haya participado en él, ni tan siquiera inscrito, siendo ése el comodín que ha permitido a Víctor Senra no lamentarse de haber participado en Ferrol, en detrinimiento del Sur do Condado.


CLASIFICACIÓN FINAL