ÚLTIMA HORA

17 de abril de 2018

El piloto de Sobrado ha vendido recientemente su Peugeot 206 y se pasa ahora a la propulsión trasera a los mandos de un BMW 325i E30.

La tracción trasera está de moda en Galicia, y Javier Pintor ha sido uno de los últimos en unirse a esta fiebre. Tras correr el Rali do Cocido, puso su Peugeot 206 a la venta, y pocas semanas después llegó a buen puerto una oferta por él y decidió venderlo. Sin pensárselo dos veces decidió adquirir un BMW 325i E30: "Se que no soy el mejor (risas) y con el 206 no iba a ganar nada. A mi siempre me gusta ofrecer espectáculo al público y creo que nada mejor que un tracción trasera. Pude rodar con él unos poco kilómetros hace unos días y me demostró que es un coche realmente divertido de conducir".
Respecto a sus planes, Javier los tiene más o menos claros y debutará en una superficie nada fácil para un vehículo como el suyo: "Al quedarme cercano a casa, creo que en el Rally Terra da Auga disfrutaré mucho. Tras esto me tomaré un pequeño descanso para ponerlo con especificaciones de asfalto, disputando a mitad del verano el Rali do Botafumeiro y terminando la temporada con el Rallye Rías Altas de Históricos y el Rali Comarca da Ulloa en caso de que se celebre".
Javier también quiere agradecer el apoyo de Ana Rodriguez su copiloto, de sus amigos y por supuesto la de todos sus patrocinadores que son los siguientes: Pub Anubis, Talleres Galicia, Clínica Odontología Ana Marcos Cardo, Clínica Fisioterapia Laura, Aldea de Barrio, Gasóleos Sobrado, Cafetería Plaza, Carnicería San Pen, Ópticas Tabora, Desbroces Suso Villamor, Montajes Albixoi, A Ruta Motera, Decoraciones Siles, Soa Bocatería, Talleres Sergrauto y O Tobo do Lobo.