ÚLTIMA HORA

26 de junio de 2018

El que en su día fue subcampeón del Volante RACC regresará en la próxima cita del Campeonato Gallego a los mandos de un C2 R2 Max.

Dicen que el gusanillo de las carreras nunca se pierde, y si no que le pregunten a Rubén Ojea, que tras 5 años sin montarse en un vehículo de competición está de vuelta. El piloto de Ponteareas regresará en la prueba de casa, el Rallye Sur do Condado, y lo hará a los mandos de un C2 R2 Max: "Este vehículo perteneció en su día al equipo cántabro Autogomas. Lo adquirimos hace unos años, pero debido al poco tiempo y al trabajo pues tuve que esperar hasta esta temporada. La idea es tomarnos el Sur do Condado como un test, pues saldré sin probar el coche, y también tengo que ver cuantos reflejos he perdido (risas)".
La idea de Rubén es disputar alguna prueba más esta temporada para el año que viene afrontar la temporada con garantías: "Primero quiero terminar el "Surco", y después decidir  que rallyes más podemos correr. Lo que si nos gustaría, tanto a mi como a José Vieitez que de nuevo me acompañará a mi derecha, es poder afrontar la temporada completa en 2019 dentro de la Top Ten Pirelli B".