ÚLTIMA HORA

22 de julio de 2018


La cuadragésimo novena edición del Rallye de Ferrol, prueba más representativa de todas cuantas organiza la Escudería A. Ferrol cada año, ha vuelto a demostrar que es una de las pruebas más duras del calendario del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Lo demostró poniendo a prueba a todos y cada uno de los participantes, aunque cierto es que, por unas cosas u otras, hubo menos imprevistos que años atrás, quizá por la buena lectura que hicieron de la carrera pilotos y copilotos.

La pareja madrileña formada por Jose M. López y Borja Rozada, con Citroën DS3 R5 de Sports and You, consiguió, a pesar de los problemas mecánicos que padeció desde la primera sección, sumar una victoria en lo que ha sido la primera aparición de ellos en lo que va de campaña en el Nacional de Asfalto.
Finalmente, Jose Antonio Suárez, acompañado de Cándido Carrera en las labores de copilotaje en el Hyundai i20 R5, terminó esta sexta prueba de la temporada en una magnífica segunda posición, con lo que consigue uno de los objetivos principales que tenía, sumar puntos. Lo hace antes de la primera cita de una segunda mitad de año en la que, según ha dicho, va ir a por todas.

El ganador del pasado año en este escenario, Iván Ares, con Hyundai i20 R5, tuvo que conformarse subiendo al cajón más bajo del podio. El afincado en Carral acabó muy hundido anímicamente, después de ver cómo escapaba de sus manos la primera plaza en la recta final de la competición debido a un pinchazo que, aún analizándolo, ni él mismo tiene idea de dónde pudo ser.
Cuarto en la clasificación encontramos al veterano Joan Vinyes, que bajo los colores oficiales de Suzuki y al volante de un Swift R+, fue el mejor piloto de la Categoría N5, por delante de Javier Pardo, sexto absoluto, a pesar de la odisea que vivió durante la primera de las dos etapas de lucha contra el cronómetro.

Por el medio de ellos, cerrando el quinteto inicial, se colocó un Surhayén Pernía, acompañado de Rogelio Peñate, que nunca se acabó de encontrar cómodo en las carreteras de la Comarca de Ferrolterra.

Copas monomarca

En la que ha sido la primera prueba de la historia de la Peugeot Rally Cup Ibérica dentro de las fronteras españolas, Víctor Senra se colgó las coronas de laureles, después de un intenso mano a mano con Diogo Gago, segundo finalmente, a sólo nueve segundos, habiendo completado más de ciento cincuenta kilómetros bajo el cronómetro.
Daniel Berdomás y Fernando Rico, primero y segundo de la Copa Suzuki Swift respectivamente, jugaron, podríamos decir, en otra división respecto a los demás competidores. Alfredo Tamés, encargado de cerrar el podio, superó la barrera de los dos minutos. El ferrolano Iago Gabeiras fue el mejor clasificado de todos los pilotos Junior que compitieron con los Suzuki Swift Sport N3 y que lograron llegar a la línea de meta.
Entre los pequeños y humildes Dacia Sandero de la monomarca que respalda la propia marca, Ignacio Barredo se llevó el gato al agua y, el trofeo de plata, lo consiguió Jose Álvarez, distanciado a diez segundos de su predecesor.

Entrega de trofeos

La ceremonia de entrega de trofeos tuvo lugar en la Avenida de Esteiro con la presencia, entre otras autoridades, del delegado territorial Ovidio Rodeiro, del director deportivo de la Real Federación Española de Automovilismo, Javier Sanz, y varios ediles de distintas formaciones representadas en el Concello, además de representantes de las firmas patrocinadoras de la prueba.

El 49 Rallye de Ferrol culminaba de esta forma una edición que ha estado marcada por la cercanía, el próximo año, de un importante aniversario, el de los cincuenta años ininterrumpidos de su celebración. La organización ha agradecido, como siempre, la colaboración prestada por los voluntarios, personal de la escudería y las fuerzas de seguridad de todos los ayuntamientos involucrados, así como los efectivos de la Guardia Civil de Tráfico, Protección Civil, Bomberos y un largo etcétera.