ÚLTIMA HORA

11 de julio de 2018

Con 23 años y muchas ganas, Mara Fontán comenzará su andadura en la competición a los mandos de un Citroën Saxo en la Subida a Pontevedra.

Pese a que nos gustaría que fuesen más, poco a poco comenzamos a ver mas mujeres dentro del mundo de la competición, y una de ellas es Mara Fontán, que con su Citroën Saxo listo descuenta los días para poder sentarse en él y ponerse frente al crono. La pasión de Mara viene desde muy pequeña tras ver a su padre Jaime competir también a los mandos de un Saxo: "Ya desde muy pequeña acompañaba a mi padre a las subidas y slalom que el disputaba. Siempre me gustó estar sentada en el coche y conducir en su colo, y sin duda tengo claro que el mejor maestro le tengo en casa, aunque estoy casi segura que estará el más nervioso que yo (risas)".
Mara se muestra ilusionada pero a la vez concienciada de que lo más importante es ir paso a paso y aprender en cada prueba: "Nuestra idea es la de realizar al menos 3 o 4 subidas de todo el campeonato, y para eso lo que tengo es que acabar cada una de ellas sin golpear ni romper el coche. Pontevedra nos la tomaremos como aprendizaje total, intentando mejorar en cada manga, y pudiendo llegar al parque cerrado final. No me voy a medir con nadie, tan sólo quiero disfrutar y aprender".
Mara también quiere agradecer el apoyo de todos sus patrocinadores, pues sin ellos no sería posible verla a los mandos de su Citroën Saxo. Son los siguientes: Fontán Sport Automoción, Formación Alfer, Juscar Automotive, Discoteca Luxus, Talleres Meijome, Stoneight, Gestoría Pontevedra, Grúas Umia, Instalaciones JMB y Tapicería Javier Villaverde.