ÚLTIMA HORA

29 de julio de 2018

El piloto de Toyota dominó de principio a fin y consigue así su cuarta victoria en el WRC y primera en la prueba finlandesa. 

Como una apisonadora, así es como fue el paso de Ott Tänak en el Rally de Finlandia, pues el estonio estuvo a un ritmo inalcanzable para el resto de pilotos. Tan solo en la segunda jornada de competición Mads Ostberg se pudo acercar a sus tiempos, pero fue un pequeño espejismo, pues el de Toyota comenzó a encadenar un scratch tras otro, para llegar al último día de competición con una ventaja de 39 segundos que supo dosificar muy bien. Por si fuera poco Tänak se permitió el lujo de conseguir un último scratch en el Power Stage, y sumar así los cinco puntos extra que ofrece este tramo.
La lucha por el segundo puesto se presentó muy animada, con Ostberg y Latvala rodando en menos de 3 segundos a falta de los dos último tramos, pero el piloto de Citroën consiguió aguantar al finlandés y demuestra por el momento ser uno de los pilotos más consistente del equipo. Por detrás de estos Hayden Paddon fue el mejor Hyundai y ocupó la cuarta plaza, heredada tras el abandono por salida de pista de Esapekka Lappi en la jornada de hoy domingo. Cerraron el top 10, Sebastien Ogier quinto, Teemu Suninen sexto, Evans séptimo, Craig Breen octavo, Thierry Neuville noveno y su compañero de equipo Andreas Mikkelsen décimo.

Dentro del WRC2 Kalle Rovanperä también dominaba de forma clara, hasta que, en el penúltimo tramo del sábado rompía un amortiguador de su Skoda Fabia R5 y podía continuar a duras penas perdiendo varios minutos y cayendo hasta la cuarta posición. El liderato pasaba así a manos del piloto local Eerik Pietarinen que finalmente conseguía su primera victoria dentro del WRC2. Jari Huttunen era segundo y Gus Greensmith.

Clasificación final