ÚLTIMA HORA

27 de septiembre de 2018

La pareja de A Coruña se montarán por primera vez juntos en el BMW 325i con el que Javier ya disputó varias pruebas esta temporada.

Derrapar y disfrutar, esas son las consignas de Javier Pintor desde que adquirió el BMW 325i. Con motivo del Rallye Rías Altas lo podrá hacer acompañado de Ana Rodríguez para la cual será la primera vez en el asiento de la derecha en esta montura, pero no en un tracción trasera pues en el Rally Terra da Auga tuvo la oportunidad de copilotar a Javier García, al cual le quiere dar las gracias por esa oportunidad. La propia Ana se mostraba ilusionada con poder acompañar a Javier: "Al Peugeot 206 le tenía mucho cariño, pero en el momento en el que Javier decidió comprar este coche lo apoyé siempre. Para el Rías Altas me propuso copilotarlo y desde luego me hace mucha ilusión, pues creo que me espera una buena dosis de derrapadas".
Tras esto y si todo sale bien, la idea de Javier y Ana es disputar la última prueba del Gallego de Rallyes: "Nos gustaría estar en A Ulloa, pues es la prueba que más cerca nos queda de casa, y en la que tuvimos un accidente hace casi tres años, por lo que estaría muy bien desquitarse esta temporada. De cara al año que viene intentaremos mejorar un poco el coche, y disputar más o menos las mismas pruebas que en este 2018".

*Foto: Baloko Fotografía