ÚLTIMA HORA

21 de diciembre de 2018

El piloto sueco estará en las dos primeras citas del mundial (Monte-Carlo y Suecia) a los mandos de uno de los Ford Fiesta WRC del equipo M-Sport.

Tras anunciarse hace escasas semanas que el equipo Skoda prescindía de sus servicios, Pontus Tidemand no ha parado de trabajar de cara a su futuro más cercano. Y parece, que al menos para el inicio del Campeonato la suerte le ha sonreído, pues el sueco y gracias al apoyo de Malcolm Wilsom jefe de M-Sport disputará dos carreras con un Ford Fiesta WRC: "Hemos encontrado una gran solución y estoy muy agradecido de que Malcolm me ofrezca esta oportunidad. En Monte-Carlo, la atención se centrará en la experiencia, para familiarizarse con el auto y conocer al equipo antes del Rally de Suecia, donde realmente quiero estar lo mejor preparado posible y poder luchar de verdad ”. Pontus no es en absoluto desconocido con Ford o M-Sport, pues en 2013 hizo un gran debut en el WRC en un Ford Fiesta WRC y también ganó el Campeonato del Mundo Junior en un Fiesta R2.
Tidemand también contará con nuevo copiloto en esta etapa, pues Emil Axelsson lo acompañará a su derecha. Axelsson ya es conocido para él, pues le copilotó en 2015, temporada en la que se estrenó con el equipo Skoda. Pontus se mostraba feliz por esta oportunidad, y con las ganas de que no solo sean dos pruebas las que dispute en esta temporada: "No quiero nada más que alcanzar mi sueño para algún día convertirme en campeón del mundo y eso significa que tengo que alejarme del camino seguro y hacer todo lo que esté a mi alcance para avanzar", dijo Pontus.