ÚLTIMA HORA

6 de marzo de 2019

El equipo de melidense Ferreiro - Anido gana la XI edición del Sólo Escort y empata a 4 victorias con el local Lolo García, a quien este año la suerte le fue esquiva. Completaron el podio los equipos Ordiales - Miranda a bordo de su MKII y los gallegos López - Peña.

Dominio incontestable de Xesús Ferreiro en esta nueva edición del Sólo-Escort donde consiguieron el scracth en todas menos una de las especiales cronometradas, donde un trompo les hizo perder un puñado de segundos anotándose así ese mejor tiempo el rapidísimo piloto asturiano Juanjo Ordiales que copilotado por Jorge Miranda se auparon al segundo peldaño del podio. El actual campeón de pre-81 en el Nacional de históricos Francisco López conseguía la tercera plaza a los mandos de su MKI.
El belga Christophe Demortier se hacía con el cuarto puesto y primero de los muchos equipos internacionales presentes este año en la prueba asturiana, con un pilotaje muy espectacular y agresivo.  El top 5 lo completó el mítico piloto Ourensano Jorge González “Rantur” que con un estilo muy fino logró marcar unos cronos más que destacados.
Fueron numerosos también los abandonos de pilotos que de una forma o otra estaban llamados a ocupar esos puestos de honor. El más tempranero y destacado era el local “Lolo” García que ya en la primera pasada de la mañana tenía que decir adiós al perder 15 minutos debido a una avería y pese a reengancharse para devolverle todo el cariño a la afición tuvo que arrojar la toalla y parar para evitar una rotura de motor.
Otros de los pilotos que no completaron la totalidad de las 6 pasadas fueron Eduardo Veiga (que en ese momento rodaba en puestos de podio), Pablo López, el también asturiano Jonathan Álvarez (cuyo MKI se averió en la salida del primer tramo, consiguiendo reengancharse y dando todo un recital el resto del día) o Hubert Deferm que solo pudo completar la primera pasada con un quinto scratch en su potente MKII. 
Los cántabros Raul Blanco y Virginia Mendez se hicieron con el trofeo “paellas La Genuina” siendo los más votados por aplastante mayoría como equipo más espectacular de la prueba en su Escort denominado cariñosamente “grupo 4 puertas”. La regularidad fue para Gorka Gorroño y Mikel Oleaga.

Un año más y pese a coincidir con el Rallye de A Coruña el Solo Escort fue un éxito de público y pilotos, influyendo también el día soleado para que se acercara la gente a Cornellana.