ÚLTIMA HORA

6 de octubre de 2019

Ott Tänak consiguió una merecida victoria que le permite acercarse a su primer título en el Campeonato del Mundo de Rallyes.

Su quinta victoria en las últimas siete pruebas fue completada con el máximo de puntos de bonificación en el Power Stage. Se asegurará la corona si gana la penúltima prueba en España a finales de este mes. Su victoria por 10,9 segundos no fue nada fácil. El piloto del Toyota Yaris WRC tenía que estar en su mejor momento para defenderse de sus rivales en el título, Thierry Neuville y Sébastien Ogier, debido a la lluvia y la niebla que había en el norte y el centro de Gales.
El viernes por la noche, Tänak se puso por delante de su compañero de equipo Kris Meeke, quien le arrebató el liderato. El estonio los mantuvo a raya y ambos ayudaron a Toyota Gazoo Racing a reducir la ventaja de Hyundai Motorsport en el campeonato de constructores a ocho puntos. "Fue un fin de semana difícil con días largos y noches cortas y mucha presión. Supongo que la diferencia nunca fue mayor de 10 segundos y en cada tramo estuve al límite", admitió Tänak. "Fue difícil, pero me siento bien en este momento. Todavía nos quedan dos rallyes y hemos visto muchos dramas en el pasado, así que tenemos que mantenernos concentrados".
Neuville, que no ha ganado desde abril, se ha convertido en el rival más cercano con su Hyundai i20. Pero en un rallye en el que las diferencias de tiempo eran pequeñas a pesar de las difíciles condiciones, el belga no pudo adelantar al estonio en la jornada del domingo.
Ogier completó el podio con su Citroën C3 WRC, 12,9 segundos más atrás. Las esperanzas del francés de conseguir su séptimo título consecutivo se reducen a 28 puntos por detrás de Tänak, con un máximo de 60 en juego. Neuville está a 41 puntos del líder.
Meeke lideró durante todo el primer día completo del viernes con sus Yaris, pero no pudo seguir el mismo ritmo durante el fin de semana. Terminó a 11,8 segundos de Ogier y con un margen similar de ventaja en la batalla por el quinto puesto entre Elfyn Evans y Andreas Mikkelsen.

Evans siguió al noruego el domingo por la mañana después de dañar la suspensión de su Ford Fiesta cuando se salió en una curva rápida el viernes. El galés, vencedor en Gran Bretaña en 2017, volvió al ataque y relegó a Mikkelsen por 9,6 segundos. Su compañero de equipo Teemu Suninen no ha podido reengancharse hoy después de dañar su coche durante una salida el sábado, dejando el tercer Fiesta de Pontus Tidemand en la séptima posición. Craig Breen se recuperó de un espectacular vuelco para terminar octavo con otro i20.
Kalle Rovanperä fue noveno con su Skoda Fabia, un resultado que aseguró el título mundial en la categoría WRC 2 Pro. El ex campeón del mundo Petter Solberg, cuatro veces ganador del Rally GB, terminó décimo y ganó el WRC 2 en un emotivo rallye final antes de retirarse.
Dentro del JWRC, Jan Soláns y Mauro Barreiro llevaron al automovilismo español hasta lo más alto y consiguieron eltítulo de campeones del mundo junior.

El WRC se traslada a España a finales de este mes para disputar la penúltima prueba y el único rallye de superficie mixta del año. El RallyRACC Catalunya - El Rally de España se celebrará en Salou del 24 al 27 de octubre).


Clasificación final Rally de Gales

Clasificación general Campeonato del Mundo de Rallyes