ÚLTIMA HORA

3 de marzo de 2020

David Varela - Estefano Domínguez, participaban por primera vez en un rallye de asfalto, marcando unos cronos que sorprendían a propios y extraños.

Aunque para muchos es un desconocido, para otros, el piloto de Arteixo, lleva tiempo destacando. El rallye de la Coruña no es la primera prueba que disputa, pero si cabe destacar que es la primera que la hace íntegramente en asfalto. Para quien no lo conozca, el piloto arteixán, ya ganó en su primera  participación en una carrera de autocross, fue en el 2015, en Carballo, durante la prueba del campeonato de España, en aquella ocasión, participaba dentro de la categoría Off-Road Series (categoría destinada a coches de serie) y tan solo un año después, decidía realizar el campeonato de España en su totalidad, y ese mismo año, lograba ganarlo en su primera participación.
Después de años tratando salir en la prueba de casa, David Varela se decidía a participar, para ello utilizaría un Citroën Saxo con motor de serie, con apenas modificaciones, tan solo en la caja de cambios y una suspensión Bilstein, que montaban el jueves antes del propio rallye. En este debut le acompaña Estefano Domínguez, copiloto debutante y que nunca antes había participado en una prueba similar.

En las puertas del Saxo gris, el dorsal 90 de un total de 114 participantes. Primer tramo, sorpresa, marcan el vigésimo segundo mejor tiempo de la general, mucha gente no lo creía, entre esa gente, ellos mismos, y como el propio David nos comentaba -"Al principio pensábamos que nos habían puesto el tiempo de otro participante, pero luego vimos que no, que estaba bien, tampoco hicimos excesivo caso, corríamos al ritmo que llevábamos, un ritmo en el que el copi y yo estábamos cómodos, sin apenas sustos"-.
Pero lo de este equipo no era espejismo de un solo tramo, a medida que se iban sucediendo, el binomio formado por Varela - Domínguez, seguía marcando unos tiempos increíbles, más teniendo en cuenta el dorsal de salida y el estado en el que se iban encontrando los tramos, que a cada pasada empeoraba en muchas zonas complicándose con el barro.

Su objectivo principal era el de muchos, llegar a María Pita, pero antes de eso, el equipo del Citroën Saxo, lograba destacar, sorprendiendo a más de uno con su ritmo. Llegaron estar situados en el décimo octavo puesto de la general tras disputar la segunda pasada por Cerceda.

En la tercera sección del rallye, decidían levantar un poco el ritmo y asegurarse terminar el rallye, puesto que los tramos empezaban a complicarse cada vez más -"Por la tarde pensamos que lo mejor era bajar el ritmo, el principio de Cerceda estaba muy delicado después de llover con intensidad, además, nos avisaban que en final del tramo de Culleredo-Arteixo, podía haber un poco de aceite" - Comentaba David
Finalmente, el equipo lograba llegar a María Pita, pero no solo eso,  terminaban 23º de la clasificación general, un más que meritorio final para un equipo debutante y con un coche sencillo. -"El coche fue perfecto, en todo el día no hubo que tocarle ni un solo tornillo"-. Ya mas calmado, David Varela nos resumía su participación -"Creo que todos soñamos con debutar y realizar un rallye así, contando que mi copiloto también era novato, pero que hizo un trabajo de 10. Con un coche humilde, poder casi entrar en el top 20, a la altura de gente que lleva muchas carreras, con coches más preparados que el nuestro, era impensable"-

Sin lugar a dudas, un debut que tanto él, como su copiloto, no olvidarán.